El suicidio asistido por el médico

Carlos Javier Regazzoni

Resumen


El tema de la eutanasia no es solo médico; su aprobación es un hecho en algunos sitios, y encuentra cierta aceptación pública; predomina en pacientes con cáncer y deprimidos. Frecuentemente no se cumplen los requisitos legales mínimos y su uso se extiende a niños y enfermos psiquiátricos. Los argumentos para legalizar la eutanasia son: la autonomía del individuo y el suicidio como último remedio ante el dolor. La eutanasia es un alarde de autonomía, pero desvía la misión del médico y se defiende por cuestiones ideológicas. Lo segundo es médicamente incorrecto; el manejo del dolor es inadecuado por desconocimiento, y la medicina de cuidados paliativos propone alternativas más humanas. La pregunta de fondo es: ¿Para qué sufrir? Ante el que sufre, la respuesta debe ser el amor. Datos experimentales vinculan pobreza, soledad, desempleo, depresión y suicidio. Hay intereses comerciales, y si se relativiza la dignidad de una vida, se relativiza la de todas.

En el paciente terminal, el médico debería tratar el alma junto con el cuerpo; nuestras decisiones son cada vez más tecnológicas y menos humanas, y responden a cánones administrativos y no existenciales, con la consecuente deshumanización.


Texto completo:

PDF HTML

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Indexada en: ISI - SciELO Citation IndexPublindex (C), ScieloRedalycLilacs, EBSCO-Fuente Académica, Ulrich's, Google AcadémicoHINARIDialnetLatindexHELACLASE, ProQuest - Religion

Contacto: bioetica@unisabana.edu.co
Canje: canje.biblioteca@unisabana.edu.co